Formación en Arteterapia: cursos y salidas laborales

Formación en Arteterapia: cursos y salidas laborales

Cuántas veces han acudido a ti con esta pregunta: “¿por qué me siento mal si no pasa nada grave en mi vida y tengo muchas razones para ser feliz?”.

Seguramente no es la primera vez que la oyes, especialmente si trabajas como psicólogo, psicoterapeuta, coach, educador social e incluso maestro.

Y, como alguien que trabaja en el ámbito de la gestión emocional, sabes que no es fácil dar respuestas. Con frecuencia, se requieren procesos muy largos, y a veces dolorosos, para llegar a destapar las emociones camufladas detrás de pensamientos y creencias limitantes.

La buena noticia es que cada vez ganan más peso las disciplinas que llegan a la raíz del problema de una forma más creativa pero igual de efectiva. La Arteterapia es una de ellas.

Su efecto sanador no es solo evidente en pacientes. También en quienes trabajan como arteterapeutas, por la satisfacción profesional que experimentan al ver la rápida y definitiva evolución de las personas que tratan.

Por eso se ha convertido en los últimos años en una de las disciplinas de la psicoterapia con más demanda, también por sus muchas salidas profesionales.
La duda aquí es: ¿es necesaria una formación reglada para convertirse en arteterapeuta? ¿qué requisitos debe reunir un curso de este tipo? Aquí te contamos cómo y dónde formarte en Arteterapia para que decidas si esta profesión es para ti.

Descarga el Test de la Rosa y descubre más rasgos de la personalidad de tu paciente a través de la Arteterapia

Detrás del dibujo de una rosa se esconden numerosos matices de quien la ha creado. Descubre la esencia de una persona y ayúdale a mejorar su bienestar a través del Test de la Rosa.

Por qué es necesaria la especialización en Arteterapia

Si te has detenido en este post probablemente ya has estado en contacto con la Arteterapia y estás buscando cómo especializarte en esta disciplina.

Pasaremos entonces de puntillas por el hecho de que se trata de una disciplina psicoterapéutica con fantásticos resultados a nivel integral (físico, mental y emocional).

Cualquier persona puede experimentar bienestar con el arte, pero para conseguir resultados que realmente transformen comportamientos o sanen patologías es imprescindible contar con la supervisión de un profesional experto.

La razón es sencilla: las artes en sí mismas no constituyen un proceso terapéutico, pero sí resultan sanadoras porque las emociones se expresan a través de ellas. Su valor terapéutico depende de las condiciones y el objetivo con el que se utilizan.

Por eso es esencial que la terapia se desarrolle con la supervisión de un arteterapeuta que escucha, guía, estimula y responde al proceso y la producción artística basándose en su formación académica y su experiencia profesional.

Los beneficios del trabajo con Arteterapia

El arteterapeuta se encarga de solventar los conflictos emocionales o psicológicos a través de procesos artísticos para llegar a:

  • Comprender los mensajes no verbales que transmite el paciente.
  • Realizar un diagnóstico.
  • Concretar un tratamiento.

Para llegar hasta ahí, las herramientas que puede emplear el arteterapeuta son de lo más variadas: cualquier tipo de expresión artística se convierte en terapia utilizando las técnicas y el seguimiento adecuado. Algunas de las más empleadas son:

  • Pintura
  • Manualidades
  • Collages
  • Grafitis
  • Fotografía
  • Bodypainting
  • Teatro
  • Danza o expresión corporal

Pero este aspecto no debe llevarnos a error: no necesitas ser un experto en disciplinas artísticas para ofrecer esta metodología, aunque sí es conveniente tener unas nociones mínimas para saber cómo llegar más profundo en la psique de la persona.

Al trabajar como arteterapeuta no tardarás en ver la progresión de tus pacientes. Como todos los procesos terapéuticos, los beneficios no se ven de la noche a la mañana, pero se obtienen de una forma más amable y son capaces de generar bienestar más rápidamente. Entre los cambios más significativos se detectan:

– Reducción del estrés y la ansiedad

– Mejora de la respiración y postura corporal

– Incremento de las habilidades motrices

– Eliminación de bloqueos

– Mejora de la concentración

– Reducción de problemas emocionales

– Superación de determinados miedos o etapas vitales como los procesos de duelo, estrés postraumático o trastornos alimenticios

¿Por qué ocurre esto?

En la Arteterapia lo que importa no es el resultado, sino el proceso creativo: mientras pintamos, moldeamos, actuamos o tocamos un instrumento estamos adquiriendo recursos para reparar un problema o impulsar una transformación.

El arte disminuye las barreras que levanta nuestra mente, por ejemplo, a la hora de expresarnos verbalmente y estimula, además, nuestra expresión espontánea, utilizando la imaginación sin filtros.

Resultado: es nuestro inconsciente el que habla.

En definitiva: el arte nos ayuda a escucharnos, entendernos y sanar mejor. Si quieres seguir profundizando en este tema, aquí te contamos con más detalle los beneficios de la Arteterapia en las personas, tengan o no patologías psicológicas.

Como arteterapeuta podrás trabajar, por cuenta propia o ajena,
en ámbitos como la salud, la educación y la asistencia social

Formación en Arteterapia

La preparación previa y de calidad es un requisito imprescindible para cualquier arteterapeuta que quiera garantizar el bienestar de las personas que se ponga en sus manos.

La realidad es que cada vez hay más cursos, centros, asociaciones y profesionales que imparten formación en Arteterapia, pero hay que distinguir bien cuáles de ellos cuentan con los requisitos necesarios para que sea una formación de calidad.

La razón es fácil: igual que quien acude a una consulta para recibir este tipo de terapia solo confiaría en un especialista en la materia, como alumno de una formación de este tipo solo debes ponerte en manos de expertos que sepan capacitarte para guiar a una persona a través de la Arteterapia.

Antes de empezar a buscar opciones formativas debes saber algo: la Arteterapia es una disciplina de la psicoterapia que no está regulada por ley en España.

Es decir, no existen unos requisitos específicos para que alguien que cuente con los estudios de psicología, medicina o psiquiatría pueda ejercer como psicoterapeuta.

Pero eso no quiere decir que cualquiera pueda abrir una consulta con este título.

Es imprescindible que se tengan estos estudios y que hayan sido orientados hacia la rama de la psicoterapia para contar con las herramientas y competencias necesarias a la hora de trabajar con personas.

Afortunadamente existen centros especializados y reconocidos que han establecido una serie de requisitos para garantizar la calidad de estas formaciones. En ellas teoría y práctica van de la mano.

La formación en Arteterapia no está regulada legalmente en España,
pero debe seguir estándares oficiales y combinar teoría y práctica

Descarga el Test de la Rosa y descubre más rasgos de la personalidad de tu paciente a través de la Arteterapia

Detrás del dibujo de una rosa se esconden numerosos matices de quien la ha creado. Descubre la esencia de una persona y ayúdale a mejorar su bienestar a través del Test de la Rosa.

Requisitos de los cursos de Arteterapia

La formación en Arteterapia implica combinar la psicología con conocimientos artísticos y debe seguir estándares oficiales europeos para que los alumnos y alumnas puedan desempeñar la profesión:

  • Profesorado:
    La formación debe ser impartida por profesionales arteterapeutas en activo que hayan cursado una enseñanza igual o superior a la de sus alumnos.
  • Alumnado:
    Los alumnos que cursen formación en arteterapia deben seguir un proceso de terapia personal paralela a sus estudios en esta materia.
  • Teoría y práctica:
    Las formaciones en arteterapia deben combinar asignaturas teóricas con trabajo experiencial (combinación de trabajo presencial artístico y arteterapéutico) y prácticas clínicas.
  • Duración:
    El periodo de prácticas clínicas
    , ya sea en sesiones individuales o en grupo, debe ser al menos de dos años académicos y contabilizar una serie de horas durante este periodo. Si el alumno no ha cumplido el número de sesiones indicadas, deberá prolongar sus estudios hasta haberlas realizado.

Dónde estudiar Arteterapia: principales formaciones

Hoy día hay numerosas instituciones públicas y privadas que ofrecen cursos de Arteterapia en España, desde másteres en universidades a cursos especializados en numerosas ciudades.

Algunas de estas formaciones están reconocidas por organismos profesionales de prestigio en España como la Asociación Profesional Española de Arteterapeutas (ATe), la Federación Española de Asociaciones Profesionales de Arteterapia (FEAPA) o la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP)

A esta última Federación pertenece Nuria Carmona, directora y coordinadora de las formaciones específicas que se imparten desde el Instituto Nacional de Arteterapia (INPHAR). El respaldo de la Federación garantiza su calidad y la posibilidad de especializarse como psicoterapeuta humanista integrativo.

Estas formaciones, que hasta ahora se impartían normalmente de forma presencial, han pasado a ofrecerse de forma semi-presencial y online con muy buenos resultados.

El Instituto figura entre los centros españoles de más prestigio por la amplia experiencia de su profesorado y la posibilidad de acceder a una bolsa de trabajo para el alumnado.

Salidas laborales del arteterapeuta

Con las formaciones y cursos de Arteterapia, los alumnos y alumnas buscan, además de mejorar el bienestar de las personas, nuevas salidas laborales.

El auge de esta disciplina ha hecho que las opciones para ellos sean cada vez más numerosas.

Con una buena formación como arteterapeuta podrás trabajar, por cuenta propia o por cuenta ajena, en el sector público o en el privado, en ámbitos como el bienestar, la salud, la educación y la asistencia social, entre ellos:

  • Clínicas y hospitales privados
  • Gabinetes psicológicos
  • Ayuntamientos
  • Universidades y centros formativos
  • Centros educativos para niños con necesidades especiales
  • Escuelas infantiles
  • Centros de día y de mayores
  • Centros culturales
  • Asociaciones
  • Campamentos juveniles, etc.

También hay oportunidades para quienes aspiran a tener su propio espacio terapéutico especializado en Arteterapia. Si ese es tu caso, puedes contar con Canuca, centro responsable de la línea académica de INPHAR, que ofrece apoyo específico a las personas interesadas en abrir una delegación del centro.

Todo indica que el sector seguirá en alza, por lo que no te faltarán opciones en un campo en auge como es el de la Arteterapia, una fórmula como pocas capaz de transformar a las personas por medio de la creatividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.