Si eres psicólogo/a, coach, educador o trabajador social, médico, incluso, artista, ven a conocer otra forma de incrementar el bienestar de otras personas con técnicas más amables y completas.

Simplemente con un lápiz y un folio, a través de un dibujo proyectivo, podrás conocerle y saber el desarrollo de sus hemisferios cerebrales, y si es demasiado racional y su perfección le paraliza o si le desbordan sus emociones.